ESCALAR AL RITMO DEL VIENTO Y LA LLUVIA

Como no, matamos el domingo en Morata. Dan un 30% opciones de lluvia. Llegamos sobre las diez y alguna gota cae en el cristal, aunque lo peor parece que sera el viento. Nos vamos “al bordillo que se comió mis dedos” para hacer un 5º que nos faltaba y meterle un tiento al 6a y 6b de primero. Sale perfecto. Comimos resguardados del viento en el puente de roca y le pegamos otro tiento a los dos 6a de la esquina, pero decidimos recoger y marcharnos porque los dedos pedían calor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × tres =