SOL, NUBES, LLUVIA, GRANIZO. VISITA A LOS INFIERNOS

Como no aunque saturado de Alpes, me encuentro con un mono de Pirineos como si llevara días sin fumar. No tardo en encontrar algún compañero con el que dar una vuelta. Fran en este caso se ofrece, parece que esta fuerte, así que preparo para el día siguiente una visita por los infiernos. El tiempo esta revuelto y la prevision no es muy buena, así que deberemos de ascender sin prisa pero sin pausa, la subida la realizamos cómoda, aun queda un nevero a mitad de camino que debemos de cruzar, a buen ritmo pasamos el bosque, la majada baja, la alta, paramos comemos algo y de nuevo hasta el collado sin parar, al fin vemos los infiernos, Fran se deleita con su afán de fotografiar las montañas según cambian las nubes. Nos situamos paralelos a la canal sur por donde me pegue la gran bajada este invierno, ascendemos poniendo manos y afianzando pies, un joven se une y nos acompaña por la cresta, donde las nubes tapan el patio de la cara norte, y dejan libre la sur, parece que quieran pasar pero algo les prohibe la acción, la naturaleza es caprichosa y dibuja efectos y nubes.
Se seguro que a las cuatro comenzara a llover, así que nos lanzamos a buen ritmo laderas abajo mientras vemos como nuestro alrededor esta todo negro, en los Brazatos caen rayos y truenos, y tiene pinta de llover con fuerza. No somos conscientes de que en el valle hace ratos que esta callendo una gorda.
Son las cuatro y estamos apunto de entrar en el bosque, eso nos salvara de gran parte de la lluvia, nos cruzamos un grupo de cuatro personas, aparentemente dos parejas de novios, una de las chicas baja muy lenta y desconfiada del terreno, parece la típica situación del novio que quiere que su chica se meta en su mundo, les damos ánimo y nos vamos, a nuestro ritmo entramos en 5 min al bosque, pero al suyo dudo que llegaran antes de 20, supongo que ese afán por aficionar a nuestras parejas, a un mundo que no es el suyo, es el que hace que el resto “los del montón” tengamos mas opciones de tener novia, seguro que la chica se pegó el gran remojon, así que depende de la fase de relación en la que estén tendrán una buena reconciliacion, o una gran discusión…. A mi hace tiempo que me entró en la cabeza, que la montaña es para quien le gusta, y si a la novia no le gusta, pues ya la veré después.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − 14 =