BACIAS EL RETORNO

 

Una buena actividad se rondo el sábado en el Balneario.

 

Salí a las nueve y media con la marcha en dirección al Bacias la nieve polvo bajo mis pies prometía “amor eterno” a mis queridas tablas, Cinco minutos de actividad y ¡ostia las gafas!, Media vuelta las pillo y a tope a coger a los que van por arriba, cuento cuatro personas cual sabueso olfateando la nieve. Pronto cojo a un mozo muy majo y al rato a tres mas, ¡no me falla el olfato!. A partir de aquí a la cima con la marcha, una nieve que se dejaba foquear pese a tener que abrir huella y hasta la cima con esquís.

 

Fiel a mi estilo no pare hasta que no me puse el gore en la cima bebí un poco de te caliente y ale que el vermute lo tomo en el bar.

 

La bajada fue muy buena, principalmente en la parte baja, la parte alta con nieve mas venteada y prensada escondía piedras  y por ello un buen sartenazo me di. Pero la ultima pala y el bosque merecían la pena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 6 =