Pico Le Blanch Pelvoux valloixe

Imagen de previsualización de YouTube

El pasado invierno en el último viaje a Alpes tuvimos muchas experiencias, pero esta aun no había sido contada.

En un rincón donde las ruedas de nieve son parte de la vida cotidiana, donde amanecer con un par de dedos en el cristal de coche todos los días es costumbre y donde el oro blanco cae noche si noche también

Si hablo de los alpes Ecrins, en la estación Pelvoux valloixe.

Ascendimos por dos sillas más largas que un día sin pan de los 1200 m del pueblo hasta los 3100m , aquí, con David Castillio me fui hasta la cima del pico Le Blanch con a casi 4000 m con los esquís de travesía.

Una subida bien  marcada por la pila de gente que buscaba surcar estas finas laderas nos llevo hasta una cima con un ambiente único y una bajada simplemente perfecta, larga, con mucha nieve y con mucho polvo.

Un lugar donde cada x metros te paras por qué no puedes más y donde miras atrás y dices mira qué bonita la huella.

En definitiva un lugar autentico donde disfrutar de una bajada de 3000 metros de desnivel por fueras de pistas.

La estación es poca cosa y sobre sus instalaciones otro día os contare. Pero si vais por esta zona y tenéis una nevadita es una opción muy recurrente para disfrutar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + dieciocho =