Peyrelue, tranquilidad festiva

Con la promesa de un día claro me disparo como una flecha en dirección a Francia miles de personas han tenido la misma idea pero haciendo un Stop en Formigal.

Paso la frontera, paso el parking y bajo  a un km del para aludes donde sale el camino en dirección al Puerto de Sallent.

Mi destino es incierto, solo pasear  y en dirección a quien sabe dónde.

Me quería desviar hacia el valle que surca la cara norte del Peyrelue pero al final tiro por un embudo muy largo bajo el pico Estremere para subir al Peyrelue por nieve dura que me permitirá disfrutar de una bajada marcando giros amplios impresionante.

 

Una vez llego al embudo y por aquello de liarla me tiro por mitad del bosque cogiendo la mejor nieve del día, fresca y polvo.

Disfrutando hasta el coche y llegando con una sonrisa en la boca.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × uno =