Vuelta al Valle de Tena corriendo

 

Son tiempos revueltos en los que las actividades de resistencia ponen a prueba nuestra capacidad de sufrimiento, el ser humano tendemos a sufrir innecesariamente, es decir forzamos la maquina mental y física hasta que uno de los dos músculos diga basta.

El deporte saludable entre otras cosas nos puede ayudar a reflexionar, pensar y muchas cosas más o sencillamente nos puede ayudar a todo lo contrario. El placer de realizar una actividad y en un momento dado recordar simplemente que llevas un rato olvidándote de tu actividad cotidiana en indescriptible.

A mí este placer me lo da correr, me ayuda a no pensar y a pensar a sufrir y a sonreír a charlar  y a valorar el silencio.

En Zaragoza tenemos una mina de oro a hora y media, lo llamamos Pirineo, para muchos fuente de inspiración y para otros de relajación. Son muchos sus secretos, sus rincones y lugares que esperan ser visitados por amantes del mismo.

 

Ya sabéis que yo lo soy un enamorado, que lo viernes por sistema tengo que ver esas montañas que me cambian la rutina, que muchas veces simplemente me dan el aire que uno necesita.

Hace un par de semanas ya con montañas teñidas de blanco di una vuelta tremendamente bonita al Valle de Tena.

Partí de Tramacastilla corriendo dirección Sandinies, baje hasta Escarrilla para rodear el túnel por su derecha hasta Lanuza, de aquí en falso llano me dirigí a Panticosa por la pista y recorrí el pueblo hasta llegar a las pistas de esquí. Cruce los dos puentes para ascender en dirección a las pistas y me diriji por el desvió a Hoz de jaca, un bosque en ligero ascenso me guio por terreno muy mojado  a 500 m de Hoz y de aquí me cruzando el mismo de nuevo me diriji al pr que baja hacia Biescas saliéndome en la presa de Bubal. Cruce por la carretera hasta el pueblo y subí  por una pista que asciende a 1 km de la Cuniacha  de aquí a Piedrafita pase por la ermita  y por el camino que cruza el Bosque encantado del Betato por  hasta Tramacastilla.

 

Aquí me esperaba Elena para correr dos km más juntos y disfrutar del regalo  de un dia de otoño, quizás una de las épocas más bonitas para recorrer estos valles.

La etapa salieron 28 + 2 km y un desnivel muy agradable. Y en tiempo unas 3:30

 

2 pensamientos en “Vuelta al Valle de Tena corriendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trece + dos =