Viviendo en el Foratulas

El Balneario me sorprende cada día, esconde rincones y valles por conocer que junto con buenos compañeros todavía hacen de este deporte algo más grande.

Las partys son buenas para el colesterol, limpian ese veneno interior que se forma y que eliminamos en forma de sudor en el monte.

Esta vez somos varios, Edu, David Malabarista, Nacho y Cesar quienes nos juntamos a las ocho, nuestro objetivo es básico, enseñar y dar a conocer el famoso valle del Foratulas y descender por su embotelladora.

Haremos cima en sus dos cumbres más orientales y haremos un descenso de más hasta el árbol. Luego yo bajare directamente desde la cima a la nevera.

Nieve polvo y un magnifico día no podemos pedir nada más.

 

Fotos cortesia de David

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 5 =